jueves, 11 de junio de 2009

Una nueva autopsia arroja distintos resultados



Una autopsia independiente realizada al cuerpo de David Carradine determinó que no se suicidó. El actor protagonista de la serie Kung Fu fue hallado desnudo y colgando en un guardarropa de Bangkok y los rumores echados a correr indicaban que el actor estaba practicando algún tipo de juego sexual que eventualmente terminó con su vida. La familia no creyó esa versión oficial y contrató expertos forénses para realizar esta segunda autopsia. Las novedades que arrojó la autopsia fueron leídas en una conferencia de prensa en Los Angeles por sus hermanos Keith y Robert. Ahora los estudios complementarios tratarán de clarificar de qué manera sucedió el deceso del actor.

No hay comentarios: