viernes, 16 de marzo de 2012

Infinito presenta "No Woman No Cry", un documental sobre la salud materna

En el mes de la mujer, la señal de TV paga Infinito  pone en pantalla “No Woman, No Cry”, un doloroso y conmovedor documental de Christy Turlington Burns -supermodelo de los años ’90-, quien se convierte en activista de la salud materna y denuncia la tragedia de las cientos de miles de mujeres que mueren innecesariamente cada año durante el embarazo y el parto por no tener acceso a un sistema de salud adecuado. Este domingo 18 de marzo a las 20, los televidentes podrán ver un trabajo que pone rostros detrás de las estadísticas y deja un mensaje claro: toda madre, tiene derecho a vivir.
Para muchas mujeres por año, el embarazo no es una sentencia de vida sino de muerte, y lamentablemente, la mayor parte de esas muertes pueden evitarse. Este es el punto de partida de “No Woman, No Cry”, un conmovedor documental que cuenta la historia de un grupo de mujeres embarazadas, sus médicos y parteras en Bangladesh, Guatemala, Tanzania y Estados Unidos, en su intento por evitar ser un número más de esas trágicas estadísticas.
¿Cuál es el punto de contacto entre el glamoroso mundo de la moda y la incierta realidad de partos precariamente asistidos y abortos mal realizados? Christy Turlington Burns, ícono de la moda durante los ’90 y famosa por ser una de las caras más conocidas de los perfumes Calvin Klein, relata en “No Woman, No Cry” su historia: luego de un primer parto con complicaciones que sorteó gracias a un buen servicio médico, Christy no pudo dejar de pensar en las mujeres que mueren innecesariamente durante el parto por no tener acceso a un sistema de salud desarrollado. Desde ese momento, sintió la necesidad personal de aprender más acerca de la salud materna, por ello comenzó a ayudar en la organización humanitaria internacional CARE (Cooperative for Assistence and Relief Everywhere) y, finalmente, trabajar como directora en este documental con el que busca informar y combatir la mortalidad de las mujeres durante el embarazo y el parto.
Considerado uno de los más íntimos y apasionados trabajos de no-ficción presentado en el Festival de Tribeca 2010, “No Woman, No Cry” es capaz de captar una amplia audiencia y de construir puentes entre poblaciones absolutamente dispares. A través de una narración comprometida que pone rostros detrás de las estadísticas, Christy Turlington Burns deja un mensaje absoluto e incuestionable: toda madre, de cualquier lugar y extracción, tiene derecho a vivir.

No hay comentarios: