viernes, 29 de junio de 2012

En julio TCM presenta un tributo a Robert Mitchum

De mirada soñolienta, pero con la maciza contextura de un toro. Como eternamente desinteresado o aburrido, pero dejando entrever la añoranza de un héroe trágico. Robert Mitchum alcanzó el estatus de las más grandes estrellas, pero era una figura definitivamente atípica dentro del panteón hollywoodense.
Muchos actores recorrieron caminos azarosos antes de terminar en la soleada California, pero el pasado de Mitchum está tallado a la medida de su leyenda. Vagabundo, presidiario y boxeador: un derrotero que sin duda lo configuró para encarnar al héroe noir arquetípico de los años 40 y convertirse en el chico malo de Hollywood. Aun así (o más bien, precisamente por eso) de ahí en adelante su estrella asciende. Ya consagrado, Mitchum continúa poniéndole su macizo pecho a todo tipo de roles pero siempre con su sello inconfundible, ese que, en cualquiera de las películas por donde dejo pasear su figura, se nos impone como algo más grande que la vida.
En julio, su soberbia presencia y una selección de sus mejores filmes desbordarán la pantalla de la señal de TV paga TCM cuando rindamos tributo al verdadero “duro” de Hollywood.
Estreno: domingo 1 de julio a las 14: La mujer de mi pasado / Out of the Past (1947); 15.40: El cielo fue testigo / Heaven Knows, Mr. Allison (1957); 17.40 l El Dorado (1967) y 19.55 l Cabo de miedo / Cape Fear (1962)

No hay comentarios: