lunes, 25 de febrero de 2013

"Argo" ganó el Oscar a la mejor película

Sí, Argo fue la ganadora a la mejor película en la entrega número 85 de los premios de la Academia de Hollywood. Pero en los Oscar más salomónicos en mucho tiempo, no fue la película que monopolizó las sonrisas. Casi todos se fueron conformes esta madrugada del Teatro Dolby de Los Angeles.
Eran cerca de las 2 de la mañana en la Argentina cuando desde la Casa Blanca, la primera dama estadounidense, Michelle Obama, -presentada desde la ceremonia por Jack Nicholson- anunció que el filme de Ben Affleck era el vencedor en la categoría más apreciada. Todo un mérito, teniendo en cuenta que el propio Affleck fue omitido en las nominaciones, un dato que parecía sacrla de competencia. La avalancha de premios para el filme en los últimos tiempos inclinó la balanza.
La película que cuenta el rescate de estadounidenses en Irán usando como vehículo la falsa filmación de una película tuvo en total tres estatuillas. A la de mejor filme, le sumó los de edición y guión adaptado. 
El reparto fue generoso para varios. Una de las mayores sorpresas de la noche fue el premio al mejor director para Ang Lee, por Una aventura extraordinaria, que también recibió mimos en rubros técnicos (estatuillas por mejor fotografía y mejores efectos visuales). 
Quentin Tarantino también se retiró feliz. Django sin cadenas tuvo los premios al mejor guión original y a Christoph Waltz como mejor actor de reparto por su papel de dentista devenido en cazador de recompensas. El políglota actor ya había ganado la misma categoría por Bastardos sin gloria.
En el apartado femenino, Los Miserables se anotó uno de los premios principales con un cantado galardón para Anne Hathaway por su papel de Francine en el musical.
El lado luminoso de la vida y Lincoln tuvieron a los mejores protagónicos, con Jennifer Lawrence (que tropezó al ir a buscar su premio en el blooper de la noche) y Daniel Day-Lewis. Quizás, para Steven Spielberg hubo sabor a poco, en vistas de que llegó a la ceremonia con la mayor cantidad de nominaciones (12) y al premio de su actor principal sólo le pudo sumar el de diseño de producción.
De las otras nominadas a mejor película, Amour se llevó la previsible estatuilla a la mejor en idioma extranjero, postergando a la chilena No, y La chica del sur salvaje se conformaba –en su rol de filme independiente que genera simpatías- con las postulaciones.
La única gran perdedora fue La noche más oscura, de Kathryn Bigelow. La muy cuestionable mirada de la tortura en el marco de la cacería de Osama Bin Laden opacó sus indudables méritos cinematográficos.
La noche tuvo un buen desempeño del nuevo presentador, Seth McFarlane, que le aportó frescura y ritmo a una ceremonia que, más allá de las vueltas de tuerca, siempre termina siendo tediosa.
Su humor se mostró sobre todo al comienzo. La aparición de William Shatner en su rol del capitán Kirk de Viaje a las estrellas generó carcajadas cuando -desde el futuro- mostró a McFarlane arruinando la ceremonia con una canción en la que le señalaba a las estrellas todas las películas en las que a las actrices… se les habían visto los pechos.
El verdadero musical, con "The way you look tonight" y Charlize Theron y Channing Tatum bailando, fue mucho mejor. Luego McFarlane cantó con Joseph Gordon-Levitt y Daniel Radcliffe.
Hubo un homenaje a las películas de James Bond, en el 50° aniversario del primer filme del espía. Estuvo a cargo de Shirley Bassey y dio una pauta fuerte de que lo musical es un eje de la noche. En esa línea, se celebró concretamente al género con varias estrellas como Catherine Zeta-Jones –recreando su papel en Chicago- o Jennifer Hudson. ¿Más música? Barbra Streisand le puso su voz al tradicional repaso por las figuras de Hollywood que murieron en el año que pasó (Fuente: Diario Clarín).

No hay comentarios: